viernes, 25 de enero de 2013

Reseña: Una vacante imprevista, de J.K. Rowling

TÍTULO: Una vacante imprevista (ORIGINAL: The Casual Vacancy)

AUTOR: J.K. Rowling

EDITORIAL: Salamandra

PRECIO: 23 €

Nº DE PÁGINAS: 608

AÑO DE PUBLICACIÓN: 2012

SINOPSIS:
 "Con su plaza adoquinada y su antiquísima abadía, Pagford parece un típico pueblecito inglés, un lugar idílico en el que la vida transcurre con plácida tranquilidad.
Sin embargo, sus habitantes están inmersos en una realidad muy diferente. Tras la conmoción causada por la súbita muerte de Barry Fairbrother, se desencadena una auténtica batalla en sordina por ocupar la vacante dejada por Barry en el concejo parroquial, donde se dirime el destino de una urbanización de dudosa legalidad.
Y cuando la tensión hace aflorar una serie de conflictos latentes que involucran a todo el pueblo —hijos contra padres, pobres contra ricos, mujeres contra maridos, alumnos contra maestros—, la pasión, la hipocresía y, especialmente, los secretos que suelen anidar en una comunidad pequeña desempeñarán un papel decisivo en el futuro de Pagford.
La primera novela para adultos de J. K. Rowling.
Una gran obra de una narradora extraordinaria"



OPINIÓN:
Antes de todo voy a ser sincero: yo —y seguramente muchos de vosotros— no habría leído este libro si no estuviera escrito por quién está escrito. Y eso es así, no lo puedo negar por mucho que me haya gustado. Dicho esto, vamos a hablar de la novela. Cuando J.K. Rowling anunció que iba a publicar una nuevo libro llamado The Casual Vacancy la mayoría de nosotros saltamos de alegría. Poco a poco se fueron descubriendo más detalles del tipo de libro que era (adulto, una "comedia negra", la sinopsis...), mientras la fecha de lanzamiento se acercaba. Había mucha curiosidad por saber a qué se había estado dedicando la autora desde que acabara la saga de Potter y la mayoría nos habíamos propuesto leerlo por ese motivo (y porque, ¡qué leches!, es Rowling). Salamandra se portó y, al contrario que con la famosa saga, nos trajo la novela solamente tres meses después de su publicación internacional. Pues bien, habiéndolo leído ya, puedo decir que no me ha decepcionado para nada. Es más, me ha gustado mucho. Es cierto que después de HP era imposible superarse pero —aunque, en el fondo, sabía que no era posible que J.K. nos defraudara— ha conseguido una novela muy realista, atrayente y bastante resultona.


Cuando la editorial publicó una pequeña sinopsis de la obra, no nos aclaró muy bien de qué iba a tratar el libro. Sin embargo, me he dado cuenta de que eso es todo lo que necesitas saber: que Barry Fairbrother muere y queda una plaza libre en el concejo parroquial. Y es que lo más interesante y atractivo es ver las múltiples reacciones que acompañan al fallecimiento y todo lo que desencadena en ese pequeño pueblo "de cuento" que es Pagford. Al ser una novela tan realista y más bien cotidiana no hay que esperarse grandes escenas de acción, grandes conspiraciones para hacerse con el mundo o cosas por el estilo, porque no las hay. En Una vacante imprevista encontramos un trocito de vida real (aunque, eso sí, algunas cosas se pueden encontrar un poco exageradas, pero es lo justo para crear un argumento atrayente) de varias personas que viven en el mismo lugar. Gran parte del argumento no está ni siquiera relacionada con la muerte de Barry —que podríamos considerar algo así como un hilo conductor—, sino que cada uno de los personajes tiene sus propias preocupaciones, problemas e historia, que muchas veces acaban por cruzarse con los de otro. Y es esa la parte de la historia que llega realmente a engancharte: ver cómo Rowling los pone ante distintas situaciones y cómo reaccionan.

Pequeña ilustración de Pagford, extraída de la contraportada.
En la novela encontramos una gran cantidad de personajes. Todos distintos y de absolutamente todas las edades (buena estrategia de la autora para ayudar a que te identifiques con uno de ellos. Por ejemplo, si eres joven, lo más probable es que lo hagas con Andrew o Gaia). Ellos son el pilar principal de la novela y aquí están muy bien desarrollados. Las descripciones hacen que les conozcamos de primera mano y lo que me ha encantado es que todos sus perfiles podrían ser reales perfectamente e incluso puedes reconocer algunas características suyas en ti. ¿Quién no ha sentido alguna vez esa imperiosa necesidad de contar algo antes que nadie de Shirley o la enorme inseguridad de Gavin? Además se dedican páginas y páginas para explicar sus personalidades, motivaciones y dilemas morales —por ejemplo, la etopeya que se realiza de Fats casi al principio del libro me dejó alucinado por su precisión y su manera de hacer que lo entendamos tan bien aunque no compartamos su opinión—, y los llegamos a comprender perfectamente. Lo único malo es que al principio parecen muchos de golpe, pero, poco a poco, vas uniéndolos, estableciendo relaciones entre ellos y eso llega a ser otro puntazo de la novela. No hablaré mucho más del tema porque es mejor que os leáis el libro y los vayáis descubriendo vosotros.



La prosa de Rowling se mantiene fiel a lo visto en Harry Potter. Es un estilo directo, va al grano y no tiene muchos adornos literarios. Al ser este libro más crudo, ésto no le queda nada mal. Sí que he notado que aquí se hacen continuamente pequeños flashbacks que nos cuentan cosas del pasado de los personajes (normalmente estas pausas suelen ir entre paréntesis y durar varios párrafos), cosa que no era muy notable antes. El ritmo de la novela no es lo mejor de ella. Hay veces que solo vemos a los personajes ir al trabajo y, realmente, no pasa nada. Pero hasta esos momentos consiguen ser interesantes, ya que el centro del libro son los personajes y no está mal ir conociéndoles poco a poco.

Lo único que le puedo reprochar al libro es su final. Esperaba algo muy distinto. Es verdad que pasan cosas impactantes y sorprendentes en las últimas páginas pero quedan demasiadas cosas abiertas. Siento como si se hubiera cortado la historia de un tijeretazo, como si ese no fuera el verdadero final de los personajes. Y se podrían haber explicado algunas cosas más y darle su merecido a personas que lo necesitaban. A parte de eso, no puedo dedicar más palabras a los aspectos negativos de la obra. Por último, la edición que nos trae Salamandra es exactamente igual que la original (excepto por el mayor número de páginas): en tapa dura con sobrecubiertas. Aunque la portada es muy fea, la edición no está nada mal, con un papel y unas tapas resistentes. Además, para ser una primera edición, no se notan errores en palabras ni de ortografía: muy buen trabajo de traducción en general —en Harry Potter las únicas palabras feas que aparecían eran 'atiza' y 'rediez', en UVI se han soltado algo más—. Quizá lo único malo es el precio, demasiado prohibitivo. Eso sí, si te lo gastas, lo más posible es que lo disfrutes mucho.

¿LO RECOMIENDAS?: Como ya sabréis este libro es mucho más adulto que HP. Rowling no se corta al hablar de sexo, violencia e incluso bullying. Así que, si lo vas a leer por esperar algo parecido a la anterior saga, no lo hagas. En cambio, si te has quedado con ganas de más J.K. y quieres conocer una faceta de ella invisible hasta ahora, léelo, te encantará. 



PUNTUACIÓN
9/10 Encantado de volver a leerla a ella.

"A veces también sentía el impulso de gritarles a los niños en el colegio. De buena gana les habría espetado: «Tienes que aceptar la realidad de las demás personas. Crees que la realidad es algo con lo que se puede negociar, quieres que nosotros creamos que es como tú aseguras que es. Pero has de aceptar que somos tan reales como tú; debes aceptar que no eres Dios.»"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Te ha gustado la entrada? ¿Tienes algo que decir? ¿Alguna duda o pregunta? Escribid con pluma y papel vuestros comentarios, estaremos encantados de leerlos todos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...