jueves, 29 de agosto de 2013

Reseña: Perfect (Pretty Little Liars III), de Sara Shepard

TÍTULO: Perfect (España: Venganza)

AUTOR: Sara Shepard

EDITORIAL: Atom (España: La factoría de ideas [Colección Trakatrá])

PRECIO: £7,99 — España: 16,10 €

Nº DE PÁGINAS: 296

SINOPSIS: "En Rosewood, Pensilvania, cuatro chicas perfectas no son tan perfectas como parecen. Aria no se puede resisitir a su ex-novio prohibido. Hanna está a punto de perder a su mejor amiga. Emily está obsesionada por un simple beso. Y Spencer no puede quitar las manos de todo lo que pertenece a su hermana. Estoy de suerte, conozco a estas pequeñas mentirosas más que ellas se conocen a sí mismas. Pero es difícil quedarme todos sus secretos solo para mí. Mejor que hagan lo que yo digo... ¡o no! —A"

CRÍTICA:
Ahora, en verano —no sé cuándo será publicada esta reseña, pero en este momento estamos en pleno julio—, la mayoría de las veces apetecen libros ligeros y, en cierto modo, refrescantes, que se lean con facilidad. Es por eso que empecé a leer Perfect, tercera entrega de la, ahora bastante conocida, Pretty Little Liars. Hacía ya bastante desde que leí los dos anteriores (Pretty Little Liars y Flawless), pero, por suerte, todavía recordaba su trama a grandes rasgos. Aunque este tercer libro es bastante continuador, con respecto al estilo y a los temas que caracterizan la saga, tengo que decir que he encontrado unos cuantos cambios a mejor que han hecho que me haya gustado algo más. La verdad es que, aunque yo iba a leerlo simplemente para entretenerme y tener que pensar poco, Perfect ha conseguido profundizar algo más en la historia y mostrarnos temas algo más maduros. Eso sí, siempre con su estilo sencillo y despreocupado.

La historia empieza, quitando el flashback de cuando Ali seguía viva en el principio, unas semanas después de donde lo dejara Flawless. Toby Cavanaugh está muerto, A parece desaparecido/a y las chicas siguen con sus particulares conflictos: Aria está ahora con Sean, pero sigue teniendo sentimientos por su profesor, Ezra Fitz; Spencer le copió un trabajo a su hermana y las cosas se complican para ella; Hanna tiene enfrentamientos con Mona; y Emily sigue manteniendo en secreto su relación con Maya. Hasta aquí podemos concluir que es el típico culebrón adolescente que, por otro parte, los que estén leyendo la saga ya deben esperarse. ¿Pero a que si le añadimos misterio, intriga, revelaciones de secretos y el peculiar toque de “A” la cosa se vuelve más interesante? Sinceramente, mirándolo de forma fría, el argumento no es el mejor del mundo y muchas cosas son previsibles, con algunos clichés de por medio —aunque luego hay otras, relacionadas con la parte del misterio, MUY sorprendentes—. Además, una vez lo estás leyendo, Perfect te engancha de una manera increíble y es difícil soltarlo. La trama ha sido la que más me ha gustado en lo que llevo de saga, se nota algo de evolución.


Portada original.
Muchos personajes nuevos no hay y prefiero no decir nada de ellos para no spoilear a nadie. A las cuatro protagonistas ya las conocéis y sabéis lo que hay, aunque es verdad que se notan cambios en este tercer libro. La trama de Aria ha tenido momentos algo aburridos, pero es interesante ver cómo afronta la separación de sus padres y sus encuentros con Ezra. La de Hanna quizá ha sido la menos adulta (aunque esta chica me encanta y podemos encontrarla en momentos muy divertidos). Hemos conocido muchas cosas de Spencer y hemos observado partes desconocidas de ella, con una de las historias más adictivas de la novela. Sobre Emily, al principio no me gustaba nada cómo estaban tratando su tema —no os puedo contar mucho más—, pero el final me ha dejado muy satisfecho y me ha gustado bastante.

Lo que no ha cambiado nada es el estilo de Sara Shepard: simple y sencillo. Sigue describiéndolo casi todo poniendo nombres de marcas de las que yo no tengo ni idea. Incluso ya nos hemos acostumbrado a sus mezclas raras para describir los olores de las cosas (sí, ella escribe “la habitación olía a una mezcla de espuma de afeitar, galletas de chocolate y el gato del vecino” y se queda tan pancha). Sin duda, lo que más me gusta siguen siendo los mensajes de “A” y el efecto que causan en las chicas. Espero que el misterio de quién es el individuo no tarde mucho en resolverse —aunque, gracias a la serie de TV, creo que ya sé quién es—.

En definitiva, me ha entretenido mucho. No lo considero una novelaza (¿esta palabra existe?) que merezca galardones y premios por doquier, pero si un libro para pasar un buen rato. Además, como ya he dicho, es el mejor de lo que llevamos de saga. El final, bastante inesperado, me ha dejado con ganas de leer Unbelievable y no creo que tarde mucho en hacerlo. Hasta entonces, me despido de estas pequeñas mentirosas.


PUNTUACIÓN
7/10 Algo mejor que las anteriores

You really thought I was gone? Puh-lease. I’ve been watching you this whole time. In fact, I might be watching you right now. And girls – if you tell ANYONE about me, you’ll be sorry. —A

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Te ha gustado la entrada? ¿Tienes algo que decir? ¿Alguna duda o pregunta? Escribid con pluma y papel vuestros comentarios, estaremos encantados de leerlos todos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...