lunes, 3 de junio de 2013

Crónica: Juego de Tronos 3x08 - Second Sons

ESTA ENTRADA ESTABA PREVISTA PARA PUBLICARSE EL DOMINGO ANTERIOR; COMO CONSECUENCIA, TODAS LAS REFERENCIAS A FECHAS SE REFIEREN A LA SEMANA PASADA.

Pedazo de episodio. Parece que tras el pequeño bajón del anterior —sí, parece mentira que fuera el escrito por Martin—, los guionistas David Benioff y D. B. Weiss han sabido encaminarse hacia el lado bueno. Con Second Sons nos han regalado un capítulo lleno de trama argumental y no tan lento como son algunos de los anteriores. La verdad es que ha estado muy bien. Y eso que no han aparecido muchos personajes y se ha centrado, más que nada en tres lugares concretos de la geografía westerosi: Desembarco, Rocadragón y Yunkai. También destacar a Peter Dinklage (es por eso que he puesto su foto para este capítulo) por su actuación como Tyrion borracho. Y las escenas de la boda me han encantado, muy bien adaptadas con respecto a la novela —aunque hubiera sido más penoso si hubieran echo que el enano se tuviera que subir a un bufón para colocar la capa a Sansa—. Seguro que ya sabéis que esta semana no hay capítulo nuevo de la serie debido al Memorial Day que se celebra en EE.UU. el día 26 de mayo. Así que toca esperar una semana más para el que algunos vaticinan que será el mejor episodio de la temporada. Ya veremos... De momento analicemos Second Sons con más detalle...

SECOND SONS
(SEGUNDOS HIJOS)

MÁS ALLÁ DEL MURO
Sam y Elí continúan con su duro viaje al Castillo Negro, cuando se encuentran en una pequeña casa muy cerca de un árbol corazón. Dentro, Sam intenta encender un fuego para calentarse y estar más a gusto, pero termina haciéndolo Elí al verse él incapaz. Luego hablan de cómo podría llamar Elí a su hijo. A la chica le gusta el nombre de Randall, que es, a su vez, el nombre del padre de Sam. Todos nos acordamos de lo mal que se portó con su hijo y Sam se lo cuenta a Elí, que hace un paralelismo de su vida con Craster. Elí decide que no le pondrá ese nombre.
Más tarde, son interrumpidos por graznidos de cuervos, que provienen de afuera de la cabaña. Cuando salen a investigar, se encuentran con que están rodeados por cientos de ellos. Un Caminante Blanco se está acercando hacia Sam y Elí y los cuervos quieren carne. Elí está segura de que el monstruo quiere llevarse a su hijo. Sam sale a enfrentarse a él, pero el espectro parte su espada con facilidad y le deja fuera de combate. O eso parece, porque Sam saca su puñal de vidriagón y se lo clava al caminante en la espalda. El espectro se deshace y solo queda polvo de él. Asombrados, pero a la vez asustados, Sam y Elí, con el bebé en brazos, salen corriendo, dejando el puñal atrás. Los cuervos les persiguen.
Aunque esta escena pasaba con el resto de la Guardia, y no con Elí, en el libro, me alegro de que la hayan metido. Creo que es un punto de inflexión para Sam en el que los espectadores podemos ver cómo de rápido se le puede quitar eso de «cobarde» cuando quiere salvar a alguien que le importa.

Sam mata al caminante con el puñal de vidriagón.


TIERRAS DE LOS RÍOS
Arya Stark fue secuestrada por Sandor Clegane en el capítulo anterior, como todos recordaréis. Pues bien, la chica, que ahora se ve forzada a cabalgar junto a él, coje una piedra cuando Sandor está durmiendo, completamente vulnerable, e intenta darle un golpe en la cabeza. Pero entonces, el Perro abre los ojos y la dice que la da una oportunidad: si le mata del golpe en la cabeza, la dejará en paz —obviamente, estará muerto—, si no, le romperá las manos. Arya deja la roca.
Sandor señala más tarde, cuando se dirigen a un lugar que la chica no conoce, sentados los dos en un mismo caballo, que podría haber sido raptada por alguien mucho peor, y le cuenta la historia de cómo rescató a Arya de ser violada y matada por la multitud en Desembarco del Rey. "Ask your sister if you ever see her again.", termina.
Luego, Arya descubre que el río que se cruza en su camino (que ella había creído el Aguasnegras, al pensar que Sandor la llevaba a Desembarco), es en realidad el Forca Roja. Sandor la está llevando a Los Gemelos, donde se celebra la boda de Edmure, para devolverla a su familia. Arya se ve algo más contenta (incluso esboza una sonrisa cuando el Perro le dice que si no intenta aplastar su calavera quizá lleguen a tiempo para la boda). Luego, se dirigen al galope a su destino.
Necesitábamos estas secuencias, aunque no hayan tenido casi importancia, para saber qué es lo próximo que haría la pequeña de los Stark. Al menos por ahora, parece que no le va a venir nada mal haberse encontrado con Clegane, aunque al principio —yo, por ejemplo, cuando lo leí— nos hayamos temido lo peor. Veremos si finalmente llegan a su ansiado destino.

Arya y Sandor se dirigen hacia Los Gemelos, donde va a tener lugar la boda de Edmure.

DESEMBARCO DEL REY
Tyrion habla con Sansa antes de la inminente boda entre los dos. La chica está completamente desanimada y deprimida ante la idea. Tyrion intenta que esté contenta diciéndola que no va a maltratarla  y Sansa acepta que él no es el peor de los Lannisters con los que se podría ver obligada a a casarse. Shae observa la escena.
La boda se va a celebrar en el Gran Septo de Baelor —¿En el libro se celebraba aquí? ¿No podría causar algo de repetición con el posterior casamiento de Joffrey?—. El evento no es de las cosas más bonitas de presenciar: Joffrey conduce a Sansa al altar (sí, en lugar de su padre, lo hace el asesino de su padre) y quita la banqueta a la que Tyrion iba a subirse para llegar a la novia. La gente empieza a reírse al ver que el "gnomo" no puede colocarle la capa a su novia —he sentido una mezcla de pena y empatía por él en esta secuencia—, pero Tywin Lannister les hace callar. Sansa tiene que arrodillarse para que su prometido pueda llegar. El Septo empieza la ceremonia. Al acabar los invitados se dirigen al banquete de boda.
Al menos Sansa se comporta mejor que en el libro, en el que ni siquiera se agacha para ayudar a Tyrion. Destacar la magnificencia del Septo de Baelor (podéis verla en la foto de abajo) y las actuaciones de los personajes principales.

El Gran Septo de Baelor lleno de gente que acude a la boda de Sansa y Tyrion.
Vale, se me ha olvidado comentar una de las escenas que más me han gustado del capítulo, pero, para no descolocar lo que ya llevo escrito, hablaré de ella aquí. Margaery intenta camelar también a Cersei e incluso la llama "hermana", porque la Lannister se va a casar con Loras y, técnicamente, lo serán. Cersei le cuenta a la chica la historia de las lluvias de Castamere, que no voy a escribir aquí, pero que es esencial para entender de qué va todo. Luego Cersei amenaza a la Tyrell soltándole la perla que podéis leer en la leyenda de la foto de abajo. 
Tyrion se emborracha en el banquete. Mucho. Tywin se preocupa de que su estado no le permita cumplir sus tareas de casado en la cama por la noche. Tyrion se proclama «el dios de las tetas y el vino» —recuerda a la conversación entre Tyrion y Varys en el octavo episodio de la segunda temporada—. Sansa es amenazada por Joffrey, quien asegura que la violará, al no importar quién sea el Lannister que le ponga un bebé en la tripa.
Después de eso Joffrey propone que empiece el encamamiento —costumbre westerosi de después de una boda, en la que los chicos desnudan a la mujer y la meten en una habitación con su esposo y las mujeres hacen lo propio con el marido—. Tyrion se niega y amenaza al rey: "You'll be fucking your own wife with a wooden cock." Todos alucinan con el atrevimiento. Tywin calma la tensa situación que se crea y achaca las palabras al estado de embriaguez de Tyrion. Los novios dejan el banquete.
Por lo menos aquí no se alejan tanto del material original. Un olé a la osadía de Tyrion. Me gusta que poco a poco vayan acrecentando la rivalidad entre tío y sobrino, veremos a qué llega esto.

Cersei deja claras sus intenciones. "If you ever call me sister again, I'll have you strangled in your sleep."
Después, cuando se encuentran solos, Sansa empieza a quitarse la ropa. Pero es entonces cuando Tyrion la dice que pare: no quiere consumar el matrimonio hasta que ella no quiera hacerlo con él. Luego, se desmaya en un sofá. Sansa más tranquila se mete en la cama.
La mañana siguiente, Shae se alegra de que las sábanas no estén manchadas: Sansa sigue siendo virgen. Ella sabe que para Tyrion nunca podrá ser más que una puta y que jamás se podrá casar con él. No puede evitar sentir celos. 

ROCADRAGÓN
Melisandre vuelve a Rocadragón con Gendry. Stannis conoce a su sobrino bastardo y se muestra sorprendido cuando la sacerdotisa ordena que le den ropa, agua y comida. Dice que no entiende el porqué, ya que le van a sacrificar, pero Melisandre asegura que es mucho mejor que Gendry se sienta segura, de igual manera que un cordero no vea el cuchillo cuando le van a matar.
Stannis va a hacerle una visita después a Davos y le cuenta lo que piensan hacer con Gendry. Davos protesta: Gendry es una persona inocente, al contrario que Renly, que era un usurpador del trono del verdadero rey. Stannis argumenta que el sacrificio de Gendry será una gran ayuda en la batalla y que salvará a todo hombre, mujer y niño en Poniente de la oscuridad que lo devorará todo. Stannis pregunta a Davos cómo puede seguir dudando de Melisandre cuando el mismo rey ha visto imágenes de "una gran batalla en la nieve" y Davos vio la criatura a la que dio a luz Melisandre. Davos sabe que si el rey ha venido a verle es porque él mismo tiene dudas de lo que se propone hacer. El caballero de la Cebolla promete no volver a atentar con la vida de la sacerdotisa y es liberado.
En otro lugar, Melisandre seduce a Gendry y le ata a la cama, colocándole unas sanguijuelas encima. Entran Stannis y Davos en la habitación y Melisandre dice que van a poder contemplar el poder de la sangre de un rey. La sacerdotisa roja echa las tres sanguijuelas al fuego mientras Stannis pronuncia: "The usurper Robb Stark, the usurper Balon Greyjoy, the usurper Joffrey Baratheon."
La escena con Gendry y Melisandre ha sido un poco rara... (hacía mucho que nos mostraban carne en la serie). Parece que ya hemos encaminado un poco a lo visto en las novelas, al final parece que Gendry está ahí para hacer de Edric Tormenta y nada más. Si es que no nos sorprende el rumbo de los acontecimientos más tarde.

Melisandre ata a Gendry a la cama para poder colocar unas sanguijuelas sobre él.

YUNKAI
Daenerys, Jorah y Ser Barristan se esconden detrás de una roca mientras observan a los Segundos Hijos, una compañía profesional de mercenarios que han contratado los Yunkai'i para protegerse. Entre ellos llegan a la conclusión de que, aunque seguramente saldrían vencedores, perderían gran cantidad de Inmaculados. Daenerys le dice a Barristan que pida una cita con los líderes. "A man who fights for gold can't afford to lose to a girl."

Daenerys recibe más tarde a Mero, más conocido como el Bastardo del Titán; a Prendahl na Ghezn; y a Daario Naharis —¿Dónde se ha dejado la HBO el aspecto peculiar y extravagante de este personaje? ¿En el mismo lugar que a Edric Tormenta, los hermanos de Loras y Vargo Hoat?—, del que echamos en falta su pelo y barba azules. Prendahl y Mero, que se muestra rudo y confiado, rechazan la alianza que les propone la Madre de Dragones, ya que desconfían de que siquiera obtenga el Trono de Hierro. Dany les da un barril de vino y dos días para que se lo piensen. Daario sonríe al dejar la tienda.

Los Segundos Hijos cabalgan hacia la ciudad de Yunkai. El aspecto visual de la ciudad es genial.
En el campamento de los Segundos Hijos, podemos ver como Prendahl y y Mero tienen opiniones distintas respecto al tema Daenerys. Al final deciden acabar con todo y matarla. ¿Que quién lo hará? Habrá que echarlo a suertes... Daario Naharis, te ha tocado.
Por la noche, en una ambientación tranquila y relajante, Dany se baña. Missandei la cuenta que sabe 19 idiomas y ella se sorprende. Incluso es capaz de corregir la pronunciación de la reina en el áspero idioma dothraki. De repente, la relajación es interrumpida por un Inmaculado que entra a la tienda poniendo un cuchillo en la garganta de la esclava. No quiere que grite. Al quitarse el yelmo, observamos que es Daario y nos tememos lo peor. Entonces, el hombre la explica que le envían para matarla a ella, pero que él no quería. Recién sacadas de un saco, deposita en el suelo las cabezas de Prendahl y Mero. Luego, dobla su rodilla y le jura fidelidad a Daenerys.
Me ha gustado mucho cómo han llevado esta escena, para los no lectores ha debido de ser sorprendente y para los lectores ha estado bien ver cosas que no aparecían en la novela, como Mero, Prendahl y Daario en el campamento. Lo único que puedo achacarles, el aspecto de Daario.

Dany sale de la bañera para hablar con Daario. Las cabezas de Mero y Prendahl descansan en el suelo.

Y os dejo con la cita del episodio, que nos presenta al mercenario Daario Naharis y su pensamiento:
The gods gave men two gifts to entertain ourselves before we die, the thrill of fucking a woman who wants to be fucked and the thrill of killing a man who wants to kill you.


Y bueno, como esto se publicará el domingo, os espero dentro de dos semanas, más o menos, con la review de The Rains of Castamere ('And who are you?', the proud lord said...). La verdad es que me viene bien que no haya capítulo esta semana por tema de exámenes. Nos leemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Te ha gustado la entrada? ¿Tienes algo que decir? ¿Alguna duda o pregunta? Escribid con pluma y papel vuestros comentarios, estaremos encantados de leerlos todos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...